EL VIAJE
Los hijos de la Revolución Dule
Ignacio Espinoza 

 

Emigraron a la capital en busca de mejores oportunidades. Llegaron a Ciudad de Panamá y sufrieron por ser diferentes, por ser indígenas. De la opresión sacaron una voz, la voz de la calle. Sarky Real y Sidsagi cantan en Kuna Revolution, grupo de rap que promueve la lengua materna y que los jóvenes no se avergüencen de tener una identidad propia, la kuna.

Un calor pugilista azota la cabeza en Ciudad de Panamá. Mientras el día aún no llega a la mitad, dos hombres se paran frente a un mural en el centro histórico de la capital. Ambos llevan viseras de un equipo de baseball y pantalones anchos. Por el atuendo la ecuación corresponde a unos raperos. Pero estos tienen algo diferente, el ingrediente es que son kunas. En sus camisetas rojas llevan un estampado que dice “bila burba” y, al muro que le dan la espalda, están dibujados los próceres que lucharon por la revolución del pueblo kuna, que en 1925 logró la autonomia del gobierno panameño. Sarky Real y Sidsagi conforman Kuna Revolution, grupo de rap que canta en su lengua materna y sobre la cosmovisión de su pueblo.

Migración

Sarky Real. Fue dejar tu comarca para venir a buscar nuevas oportunidades. Los padres lo mandan a uno para la ciudad para tomar una carrera, un futuro diferente. Entonces cuando venimos a la ciudad nosotros nos quedamos, digamos, a la intemperie de lo que es la sociedad panameña. Entonces quedamos influenciados con las cosas de la juventud aquí en la ciudad. Entonces hay pocas probabilidades que tú tengas interacción con tu cultura.

Sidsagi. Es muy difícil. Para tú seguir un bachillerato tenías que venir a la capital, por fuerza tenías que venir a hablar en español. En ese trayecto de buscar el bachillerato acá a veces se perdía bastante. Perdías el contacto con tu propia gente allá, era difícil viajar, las cosas económicas para poder trasladarse de un lugar a otro eran muy difíciles, así que influye más lo que está alrededor tuyo. Muchos vivían en entornos donde solamente había familias latinas, a veces era mucha la discriminación. En estos tiempos, de la generación que estuvo de los 60, la mayoría se han quedado acá en Panamá y han perdido la lingüística kuna.

Sarky Real no sabía hablar kuna, pero se interesó por la lengua para saber más sobre su identidad
Fotógrafía de Joseba Urruti

Discriminación

Sidsagi: La discriminación la hemos sentido bastante aquí. Si un kuna habla su idioma en un establecimiento público o en un parque donde hay bastantes latinos. Pero si un extranjero de Estados Unidos o Europa habla su idioma todo el mundo lo ve como: ¡Guau! Eso no debería ser así. Entonces ahí quisimos cambiar en nuestra forma de pensar: tratar de hacer música en kuna para que no se avergonzaran, para que encontrara lo que es su identidad. Ese es el reflejo de Kuna Revolution, de buscar y encontrar la identidad, pero en la ciudad. Ya que no podemos estar en nuestros pueblos, por lo menos aquí darle un pedacito de kuna yala que es con el habla.

Sarky Real: Mis hermanos obviamente y mis padres si hablaban el español, pero con la que más me relacionaba era con mi abuela. Ahí es donde nace ese despertar de saber y también de no avergonzarse porque hubo un tiempo, en los  90, donde por ser discriminado a uno le daba pena hablar. Esto se ha roto porque hoy en día los jóvenes hablan con esa libertad. Claro porque como lo habla con tanta libertad hay gente que también se opone a eso. Somos kunas es nuestro lenguaje.

“Si un kuna habla su idioma en un establecimiento público o en un parque donde hay bastantes latinos, ellos se burlan de ti. Pero si un extranjero de Estados Unidos o Europa habla su idioma todo el mundo lo ve como ¡Guau!”

La ciudad

Sidsagi: Tiene que ver que hay cierto momento en que tienen que entrar la cultura de la mano. Pero que pasa, nos bombardean a todos con televisión basura. La música, los programas de televisión, las novelas y los temas políticos que están muy saturados de lo mismo. Tanta corrupción te influye que te adormece. No quieres ver más allá de eso y es lo que te venden. No quieres creer que hay algo más después de eso, no hay más nada. Entonces ahí sí hay un problema bien grande.

Sarky Real: La ciudad siempre va a ser la ciudad. Un kuna que vive en Chorrillos, claro, el kuna va a obtener la manera de vivir ese tipo de costumbres y se va a adaptar a vivir. Entonces el niño que crece ahí, va creciendo hablando como extranjero de Chorillos o por barriada y eso es lo que pasa hoy en día y no se habla. Pero cuando uno está en Kuna Yala las cosas son distintas. Creo que uno tiene que tomar en cuenta eso, de culturizar a su hijo y de devolverle sus orígenes.

Sidsagi critica las influencias musicales en el deterioro de la lengua kuna. La música urbana es un ejemplo
Fotografía de Joseba Urruti

Kuna Revolution

Sidsagi: Tratamos de buscar ayuda por diferentes medios para que la forma que tenemos de hacer música y hacer poesía llegue a nuestros hermanos, que escuchen, que comprendan y tengan un poquito más de conocimiento, no quiere decir que sea la verdad, pero juntos podemos encontrarla.

Sarky Real: Lo que hacemos no es moda. Si fuera moda estaríamos buscando un mecanismo diferente. Creo que lo que hacemos, lo hacemos de corazón por identificar un pueblo. Vemos como los pueblos sufren. Vemos como los pueblos de las aldeas, las montañas son expropiados. Vemos como los ríos se contaminan, como les ponen hidroeléctricas, como el pueblo se ha esparcido debido a la minería y creo que eso nos ha llevado a llevar un mensaje a la población en general.

Lengua materna

Sidsagi: Con la lengua materna tú te identificas. Te identificas de dónde eres, de dónde vienes y a dónde vas. Con la lengua materna nace tu historia, tu primer grito a la madre tierra y tu primer llanto al nacer. Creo que es importante, no solo para los kunas, sino para los otros pueblos de todo Abya Ayala porque conocemos este continente como Abya Ayala, no como América. Que se identifiquen y busquen en sus raíces su lengua materna porque es lo único que te va a llevar lejos, con la misma lengua vas a encontrar tu propia cultura.

Sarky Real: Es importante que los padres y las personas  busquen esa manera. De poder hablar en su lenguaje originario. El joven que realmente no tiene alguien que le hable, que lo busque, pues porque eso es lo que decimos nosotros: buscar. Hay que buscar nuestro origen, el árbol genealógico de nuestros padres, nuestra historia, porque si no conoces nuestra historia vives en un mundo de fantasía. Entonces lo importante es que sepan que tenemos una riqueza de cultura, una riqueza de cosmovisión. Una cosmovisión que hoy en día se ha propagado, hay libros de escritores kunas, poetas kunas e, inclusive, hay diccionarios kunas y una app. Hoy los jóvenes no tiene excusa de que no pueden hablar, nada más tienen que ir a buscarlo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El viaje continúa